viernes, 10 de octubre de 2014

Un cuento para mi Blog / A story for my Blog



Hace unos días en un  casual encuentro con una amiga, mantuvimos una breve conversación, entre otros comentarios que tuvimos me confeso su gusto por la literatura infantil y que últimamente estaba  escribiendo relatos de cuentos con un contenido didáctico. Quede interesada y la invite a que compartiera algunas de esas historias  en las paginas de By Nela.
Hoy he recibido su regalo (Un cuento para mi blog). Una sencilla historia que nos puede hacer pensar y reflexionar! 


El niño que temía perder al Sol 


No te quedes inmóvil! Le dijo el niño al sol que se reflejaba en un charco de agua. Apártate! tengo que pasar por este camino, voy a la escuela y ya llego tarde! Pero el Sol lo miraba con su cara redonda sonriente, resplandeciente, casi desafiante y sin moverse ni un milímetro.
Pinito que así se llamaba el niño, se sentó en una piedra cercana al charco y se lo quedo mirando mientras pensaba. Es tan bonito y tan alegre, que no lo quiero perder. A sí que siguió esperando haber si lo dejaba pasar sin dejar de mirar el agua,  donde se reflejaba el Sol.
Mientras esperaba  pensativo, llegaron volando unos pajarillos que se posaron al lado del charco,  a Pinito le pareció que tan bien les gustaba contemplar aquella bonita imagen, el niño les sonrió,  pero segundos después empezaron a chapotear y a beber de aquella agua tan necesaria para saciar su sed, la imagen del Sol empezó a moverse y a dejar de ser perfecta, poco a poco casi desapareció.
El niño se puso muy triste al ver que casi ya no lo veía, pensó que se quería marchar y que se había asustado, pensando que los pajarillos lo querían picotear. 
Pinito entonces se enojo muchísimo y dio un pisotón en el charco para asustar a los pájarillos, ahora si que de verdad ya no estaba, el agua del charco estaba en movimiento y sucia por el barro removido, el Sol había desaparecido.......
A Pinito se le llenaron los ojos de lágrimas al ver que había perdido al que ya creía su amigo. 
En ese momento paso una viejecita por ese lugar, con su andar lento y tortuoso, al ver tan triste al niño se acerco a él y le pregunto. Que te pasa?  él le explico, que había perdido a su amigo el Sol. Se ha ido del charco por culpa de unos pajarillos!
La anciana sonrió y le dijo: Eres tan joven, que todavía no entiendes que la paciencia todo lo puede..... Siéntate otra vez en esa piedra, sécate esas lágrimas, mira el charco y espera, tienes que saber tener paciencia!!
Pinito no entendió bien lo que la anciana le quería decir, pero  como le pareció buena mujer y muy sabia, obedeció y siguió su consejo, se seco las lágrimas y se sentó mirando el agua que aun permanecía turbia.  Al principio solo veía el charco sucio y el agua moviéndose, pero poco a poco el agua se fue calmando y serenándose volviéndose más limpia y cristalina. De repente de nuevo, comenzó tímidamente a dibujarse la imagen  del Sol y volvió a ser otra vez resplandeciente y perfectamente redondo; De nuevo el Astro rey le volvía a mirar y sonreír; En la cara del niño se dibujo una gran sonrisa.
Ese día fue un día muy especial para el, había aprendido con este simple contratiempo y los consejos de la anciana, una gran lección. 
Pinito muy contento dio un gran salto, pisoteo el charco con ganas y emprendió  el camino hacia la escuela, ya corriendo miro hacia atrás lleno de júbilo, se sentía feliz y contento!! De lejos vio como las aguas de nuevo estaban turbias, pero su cara estaba sonriente, esta vez no se puso triste!! porque ahora ya había aprendido y sabia, que el Sol volvería a brillar en el charco y estaría ahí esperándole, cuando él regresara.

A veces las cosas que consideramos importantes se pueden perder y  desaparecer de nuestras vidas, pero no por ello hemos de entristecernos ni perder la esperanza de recuperar nuevamente lo perdido, tan poco no caer en el desanimo, por que el tiempo todo lo puede y de nuevo se podrá volver a tener nuevas ilusiones, igual o incluso mejores de las que se nos han ido. 
Hay que saber no perder la calma,  tener paciencia,  ser tranquilo, creer en los sueños, (son un aliciente para nuestras vidas) y ver que a veces también esos bellos sueños se pueden hacer realidad!!


Autora del cuento:
Antonia Prieto.




Deseo que estés pasando un maravilloso y tranquilo Fin de Semana!!










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y dejar tu comentario.